BienestarPsicologíaTrauma

Familias acogedoras de refugiados ucranianos. Muy bonito pero estamos en crisis.

By mayo 23, 2022mayo 13th, 2024No Comments

¿Eres familia acogedora? ¿Cómo lo estás llevando?

Tanto si lo eres como si conoces a una familia que acoge este blog es para ti.

 

 Puede que al principio vivieras con mucha ilusión acoger a una familia o, a una madre y sus hijos (en su mayoría). La ilusión y los buenos sentimientos del inicio que os empujó a acoger seguramente siguen ahí, o quizá ya no y predominen otros sentimientos como el cansancio, la incomprensión o la impotencia. En ambos casos, déjame decirte que es normal y que no eres la única familia que lo vive así.

 

“Las familias que acogen están muy tocadas” “algunas familias ya no pueden más tenemos que organizar algo para ayudarlas” son frases que suenan en el colectivo de psicólogos que estamos con ayuda a los refugiados. Esta es una de las razones por las que me decidí a hacer este blog, empatizar con vosotrxs y deciros que no estáis solxs.

No sabíamos ni nos habían enseñado a enfrentar un tema tan complicado como acoger personas que vienen de una situación de trauma y de terror muy duro, tampoco nos habíamos preparado para unas diferencias culturales tan importantes.

Las diferencias en el carácter y en la forma de expresar: en general, por cultura y por la historia del país los ucranianos son gente más cerrada, por cultura no esconden lo que sienten o lo que les pasa, pueden parecer muy herméticos o “poco simpáticos”, pero por un lado es una defensa, pura supervivencia al dolor que están viviendo y, por otra es su cultura.

Por esta misma razón la mayoría de ellos no se muestran agradecidos todo el tiempo e incluso pueden tener comportamientos que nos hagan sentir lo contrario: encerrarse en su habitación, no querer comer “en familia” y preferir hacerlo aparte, mirarnos con extrañeza, desconfianza o no “integrarse” en momentos familiares como ver la tele, la sobremesa, el desayuno, ir a ver familiares o amigos o jugar con los niños…

Aquí debemos tener en cuenta también el trauma y el horror que llevan encima, eso se traduce con comportamientos de aislamiento, desconfianza, miedo y, en general un bloqueo emocional, mental y físico que produce una desconexión o distancia con el que ayuda aun mayor más allá de las diferencias de carácter y culturales.

Si hacemos consciente todo ello podremos llevar mejor este tiempo de acompañamiento a estas familias, sin duda estás haciendo un bien para su presente y su futuro tan solo entiende que su pasado (inmediato) a sido horrible y eso lo llevan por un tiempo encima.

Puedes contactar con las organizaciones de ayuda al refugiado que tengas cercanas o con psicólogos expertos en trauma y en emergencias y crisis para recibir pautas concretas a tu caso.

Espero que este post te ayuda sido de ayuda, puedes escribirme en comentarios y te leo,

 

Un abrazo,